Europa - La pobreza durante la jubilación en la Unión Europea

Retirarse y cobrar una pensión no siempre es sinónimo de bienestar. En algunos países de la UE, el riesgo de pobreza durante la jubilación está muy extendido

Tras toda una vida de trabajo ha llegado la hora de jubilarse. Sin embargo, retirarse del mundo laboral también supone un recorte de los ingresos, con importantes diferencias entre países, y con ello un incremento del riesgo de pobreza entre la población anciana respecto a la población trabajadora. Y aunque la Unión Europea cuenta con unos sistemas de bienestar bien asentados, la pobreza en la jubilación se ha convertido en un reto ante el aumento de la población retirada y el descenso de la población en edad de trabajar.

El envejecimiento demográfico en la Unión Europea ha creado grandes masas de población dependiente, a su vez la natalidad ha descendido, y las pirámides de población de los países del Viejo Continente han empezado a invertirse, generando una cada vez mayor presión sobre la cada vez menor población trabajadora, que tiene que sostener a una creciente población jubilada.

Ante este panorama, mantener las pensiones altas de hace una generación resulta difícil si no se producen cambios. En muchos casos, las medidas económicas por las que se ha optado han sido promover recortes y congelaciones en las pensiones que permitan alargar la supervivencia de unos sistemas de pensiones europeos que se asoman al abismo de la insostenibilidad, pero con ello aumentando el riesgo de pobreza en la jubilación.

No obstante, no todos los países son iguales, y las diferencias son importantes dentro de la Comunidad Europea. Los países del este tienen por lo general un mayor riesgo de pobreza que los occidentales, especialmente los países bálticos y Bulgaria. En Letonia y Estonia, de hecho, más de la mitad de los jubilados están en riesgo de pobreza y exclusión social, según cifras de Eurostat. En el lado opuesto, esta funesta cifra solamente alcanza el 7,4% en Luxemburgo.

El segundo país comunitario con menor proporción de jubilados en riesgo de pobreza y exclusión social es Eslovaquia (8,7%), mostrando que la realidad es más compleja y que hay países del antiguo bloque del este que tienen valores bajos como los de la parte occidental de la UE. Otros, como Irlanda o Alemania, tienen valores medios algo superiores a los de Polonia o Chequia.

El tercer país con menor tasa de pobreza en la vejez es Francia, y aquí se centra gran parte de la atención reciente sobre el debate de los sistemas de pensiones europeos. Francia tiene jubilaciones especialmente largas, con una edad de retiro temprana, y una alta esperanza de vida. Además, el porcentaje de PIB que París dedica a las pensiones es el segundo más alto de la Unión Europea, y no deja de crecer. Todas estas cifras han llevado al Gobierno de Emmanuel Macron a poner en marcha una reforma del sistema de pensiones que retrasa la edad de retiro y aumenta los años mínimos de cotización, lo que ha generado una enorme contestación social en el país. Frente a la reforma, que también podría aumentar la pobreza durante la jubilación, sindicatos y oposición apuestan por otras medidas como una reforma fiscal que traslade parte de la presión sobre grandes rentas y empresas o mejoras salariales y laborales que compensen los desequilibrios provocados por el envejecimiento poblacional.

Pero no se trata solo de Francia. La mayoría de países de la Unión Europea se encuentran ante un dilema similar para mantener un modelo de pensiones que garantice la prosperidad a la población anciana en un contexto de creciente presión sobre la población trabajadora: reformar profundamente los sistemas de publicación europeos mediante recortes, con el riesgo consecuente de aumentar la proporción de pobreza en la jubilación, o apostar por otras fórmulas difusas que frenen el déficit.

Ya que estás aquí, te queríamos comentar una cosa…
El gráfico que acabas de ver es fruto de muchas horas de investigación y diseño invertidas por nuestro equipo cartográfico. Gracias a eso podemos ofrecerte contenidos visuales de calidad, elaborados por profesionales y que buscan explicar el mundo de una manera diferente pero sencilla. Pero hacer todo eso cuesta dinero.

Y ese coste solo nos lo podemos permitir si tenemos tu suscripción. Apoyarnos implica que podamos seguir existiendo, que podamos seguir divulgando y explicando cómo lo que ocurre en el mundo te afecta. Nos afecta. Por eso tu apoyo económico no solo sirve para que sobrevivamos, sino para que cada vez podamos ofrecerte más y mejores contenidos, más trabajados, en nuevos formatos y con una web más cómoda para ti.

Seguimos siendo un equipo de gente joven que hace tiempo creyó que lo internacional importaba y había que contarlo bien. Para eso creamos lo que hoy es EOM. Con tu ayuda, por pequeña que parezca, nos ayuda a mantenernos y a seguir ofreciéndote análisis internacional divulgativo e independiente.

El Orden Mundial es el principal medio de análisis internacional divulgativo en español. Aquí encontrarás los temas más relevantes para comprender mejor las relaciones internacionales actuales, la geopolítica o retos como el cambio climático a través de artículos, mapas e infografías. Creemos que los asuntos internacionales pueden contarse de forma entretenida, didáctica y sencilla. Todo ello es posible gracias a nuestros suscriptores, que permiten que seamos un medio independiente.


La noticia proviene de elordenmundial.com

4135 Noticias

No hay comentarios

Deja tus comentarios

Lo sentimos, por el momento, solo pueden comentar los Editores del Diario.