Qué pasará con las jubilaciones y pensiones en el 2020

La pulseada entre el Fondo Monetario Internacional y Alberto Fernández tiene como centro el futuro de la seguridad social. Los números.

La búlgara Kristalina Georgieva, la nueva directora del Fondo Monetario Internacional, fue comparada con Anne Krueger, aquella norteamericana que fue jefa del FMI, que era una dura defensora del ajuste. Y no estaba errada la comparación. Poco antes de su primer diálogo con Alberto Fernández, Kristalina declaró que el futuro gobierno argentino tiene que analizar y reconocer dónde el gasto público no da resultados. Sus palabras significan claramente que está proponiendo un ajuste inmediato, algo que en la agenda de Fernández no aparece.

Más bien el albertismo habla de aumento de impuestos a la hora de mejorar las cuentas fiscales, pero no de reducción del gasto. ¿Y en qué gasta el Estado nacional? Según el Presupuesto 2019, el gasto en Seguridad Social sería equivalente al 11,3% del PBI: se trata de lo asignado para pensiones, jubilaciones, y algo de las asignaciones familiares. Los intereses de la deuda son el 4% del PBI, o sea, casi un tercio del gasto en seguridad social. El gasto en Educación y Cultura equivale al 1,2% del Producto. También alcanza el 1,2% lo destinado a Energía, y eso incluye muchos subsidios para las tarifas de gas y electricidad. El rubro transporte se lleva el 0,8%, incluido el subsidio para transporte público y las obras de infraestructura.

En definitiva, los dos grandes componentes del gasto nacional son las jubilaciones y los intereses de la deuda. Por eso es que, por un lado, se está hablando de reestructurar la deuda para bajar ese gasto. Pero por su lado, el Fondo recomienda una profunda reforma previsional, porque opina que el índice de actualización de las jubilaciones actuales es insostenible para el 2020. Pero en el equipo de Fernández creen que es justamente allí donde no se puede tocar porque el 80% de los jubilados gana menos de 200 dólares, y por lo tanto no se les puede pedir a ellos más esfuerzo. También opinan que circunscribir ese ajuste al otro 20% mejor remunerado tendría de todos modos poco impacto presupuestario.

Tal como están las posturas, no queda claro aún por qué camino podría avanzar una negociación exitosa entre el futuro presidente y Kristalina Georgieva.

La noticia proviene de Perfil

646 Noticias

No hay comentarios

Deja tus comentarios

Lo sentimos, por el momento, solo pueden comentar los Editores del Diario.